/

La constante evolución del posicionamiento de Oysho fue el punto de partida para el rediseño de su logotipo. La marca del grupo Inditex necesitaba proyectar un look más contemporáneo para integrar con éxito sus nuevas líneas de producto, más innovadoras.

Mantener el esqueleto y la proporción original del logotipo fue indispensable para conservar la esencia de la marca. Renunciando a los detalles más orgánicos de la tipografía original y simplificando sus remates, las letras adquirieron un carácter más contundente e inciso. Un ejercicio de precisión que se realizó en colaboración con el tipógrafo Iñigo Jerez (extratype).

Logotipo

Además del cambio de logotipo, se diseñó un nuevo sistema de etiquetaje y se definió una tipografía secundaria para todos los elementos de comunicación.

Proyectos relacionados: Gigi Barcelona, Pedro García