/

En un momento en el que el fast fashion y la producción deslocalizada dominan el escenario global de la moda, Pedro García se reafirma como una marca responsable. La firma de calzado de lujo nos encargó la creación de un concepto de comunicación transversal que representara bien su universo y apoyara la venta de su producto. Apreciado especialmente en el ámbito internacional, es concebido, diseñado y fabricado en su planta de Elda (Alicante).

Concepto

Así como Made in Italy o Made in Germany son garantías de calidad con unos valores asociados muy claros, su equivalente español nunca ha estado a la altura. Decidimos apropiarnos de este concepto y convertirlo en el principal elemento de posicionamiento de la marca, ya que condensa sus cuatro valores esenciales: Artesanía, Excelencia, Territorio y Herencia. Made in Spain ha impregnado la comunicación de la marca durante más de siete años y ha dado nombre a su acción más notoria.

Publicación

A medio camino entre un catálogo de temporada y una publicación cultural, los 15 números editados de Made in Spain son la puerta de acceso al universo de Pedro García. El concepto editorial del proyecto –que se edita exclusivamente en papel— radica en vincular la colección de producto con una zona de la geografía española que respire el espíritu de esa temporada (desde el Cabo de Gata hasta Sargadelos, desde Mérida hasta Ibiza).

Dirección de Arte

Mediante fotografías de producto en localizaciones reales, se complementa la esencia de cada colección con el espíritu de un espacio auténtico. Esta autenticidad se refleja también en la dirección de arte de las imágenes: tomadas siempre con luz natural, persiguen el equilibrio entre la naturalidad y el impacto, algo que aporta el fotógrafo de moda Daniel Riera. El tratamiento tipográfico que ofrece la Caslon 540 y la impresión en gran formato sobre papel Cyclus consiguen que la pieza transmita elegancia y sobriedad.

Artesanía

La narrativa alrededor del producto y el territorio se complementa con el suplemento Eye On, en el que se exploran distintas formas de artesanía tradicional local. Fabricantes de llaüts menorquines, la Real Fábrica de Cristal o los guarnicioneros de Lebrija son algunos de los maestros entrevistados para la publicación.