/
 
Carmen Amaya fue la bailaora más influyente del flamenco de la primera mitad del siglo XX. Educada en el seno de una familia gitana barcelonesa, actuó por todo el mundo sin haber recibido formación académica de ningún tipo. Su poderoso duende y su valentía al romper los límites de género en el baile flamenco le valieron el sobrenombre de “La Capitana”.

Publicado el 29/01/2018

 

‘Tip of the Week’ es una recomendación
semanal de cosas que nos gustan.