/
 

El antropólogo y cineasta francés Jean Rouch dejó, a los 86 años, un legado de 120 películas, la mayoría rodadas en África. Su trabajo mezclaba la antropología con el cine, en lo que llamaría Ethno-fiction, por lo que fue muy revolucionario en la década de los 50. Quería desdibujar el antagonismo entre sujeto y observador, y por tanto entre la ficción y el documental. Tres aspectos clave de su obra fueron la improvisación, el diálogo como manifestación de lo intercultural y la ficción como modo expresivo entre lo real y lo imaginario. Influyó mucho a los directores de la Nouvelle Vague y del Cinema Verité.

Publicado el 16/10/2017

 

‘Tip of the Week’ es una recomendación
semanal de cosas que nos gustan.