/
 

De profesión oficial policía municipal, el barcelonés Josep Baqué (1895 – 1967) desarrolló, durante toda su vida y siempre en secreto, un bestiario ilustrado de más de 1.500 monstruos fantásticos. Sus dibujos son una mezcla de surrealismo y art brut que no ha empezado a valorarse hasta principios de los 2000, cuando el Museo de Lausanne le dedicó una exposición y editó su obra.

Publicado el 10/02/2020

 

‘Tip of the Week’ es una recomendación
semanal de cosas que nos gustan.

 

Check more tips