/
 

El artista de la marina inglesa Norman Wilkinson creó el camuflaje Dazzle durante la 1a Guerra Mundial. Se trata de en una serie de patterns yuxtapuestos para que los radares no pudieran calcular ni la posición exacta, ni la velocidad, ni la dirección de los barcos y por lo tanto erraran en los bombardeos. Cada barco tenía un diseño único para que no se pudieran identificar sus parámetros. El resultado es plásticamente impresionante, se ha reutilizado en diseño de moda, e influenció a artistas como Picasso que lo reivindicó incluso como una invención cubista.

Publicado el 10/07/2017

 

‘Tip of the Week’ es una recomendación
semanal de cosas que nos gustan.